Traído a usted en asociación con Press Democrat y Comcast
Comunidad Noticias

Temen que fuerte tormenta invernal en Sonoma aumentará el riesgo de deslaves

Mary Callahan
Written by Mary Callahan

Puede ver esta nota en inglés aquí.

 

POR MARY CALLAHAN Y KAYLEE TORNAY

Una fuerte tormenta invernal que se espera que derrame medio pie de lluvia o más en la costa norte a partir del martes, ha intensificado el riesgo de inundaciones en la zona, así como las inquietudes sobre posibles flujos de escombros en las enormes cicatrices de incendios forestales de la zona.

Los funcionarios de emergencia le piden a los residentes que estén atentos a su entorno y a permanecer sintonizados con los sistemas de alerta de emergencia en caso de que empiecen los problemas una vez que el río atmosférico llegue por encima, trayendo de cuatro a seis pulgadas de lluvia en toda la región.

Una alerta de una repentina inundación está vigente desde el martes por la tarde hasta el jueves por la tarde, junto con una advertencia de un viento fuerte, desde el martes por la noche hasta el miércoles por la tarde. El meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, Brayden Murdock, dijo que eran factibles períodos de viento con ráfagas de viento de 60 millas por hora (mph), incluso en los valles, lo que aumenta la posibilidad de árboles caídos y cortes de energía.

“Va a estar lloviendo de los lados con algunas de estas ráfagas”, dijo.

Murdock también dijo que los habitantes deben esperar presenciar inundaciones superficiales en áreas bajas y en áreas que se inundan habitualmente.

Los funcionarios apremian a que estén vigilantes, especialmente para aquellos que viven o trabajan en o cerca de los sectores más severamente quemados por los incendios de Walbridge y Glass del año pasado, donde la lluvia que llega en grandes cantidades podría desencadenar cantidades peligrosas de tierra, rocas, árboles y otros escombros mientras se dirige cuesta abajo.

Esta masa de material, canalizada hacia un lecho de un río, puede viajar más rápido. También puede acumularse y luego explotar con una fuerza mortal.

“Cuando el agua intenta ir cuesta abajo y algo se presenta en su camino, hallará una manera de rodear o atravesar, o simplemente atravesar y llevarse todo”, dijo el director ejecutivo de Russian Riverkeeper, Don McEnhill.

Algunos, como el Jefe del Distrito de Bomberos del Condado de Sonoma, Mark Heine, incluso sugirieron que los residentes de esas áreas encuentren lugares alternativos para quedarse el martes por la noche, durante las lluvias más intensas.

“Sencillamente no pienso que valga la pena correr el riesgo”, dijo Heine.

Otros recomiendan que por lo menos tengan una “bolsa para llevar” lista.

Se pronostica que la tormenta que se avecina, hasta ahora la más húmeda del invierno, será enorme en una temporada de lluvias que ha sido peligrosamente seca. Se produce una semana luego de que las temperaturas primaverales eclipsaran los récords de calor durante dos días, alcanzando los 80 grados en Santa Rosa.

En los meses que han transcurrido desde que sucedieron los incendios, la hierba y la cubierta vegetal ligera han vuelto a crecer en algunos sectores. El incendio de Walbridge quemó casi 55,000 acres en un territorio remoto y empinado al oeste de Healdsburg a partir del 17 de agosto, y el incendio de Glass, que se extendió por más de 67,000 acres de los Condados de Sonoma y Napa, empezó el 27 de septiembre.

Pero las llamas dejaron algunos cañones severamente marcados y  algunas pendientes empinadas que aún pueden resistir la absorción de fuertes lluvias, y miles de árboles quemados e inestables que podrían caerse si el suelo comienza a moverse.

De acuerdo a las encuestas realizadas en cada cicatriz de incendio, Glass, Walbridge y las zonas de incendio relacionadas de Meyers, las fuertes lluvias de por lo menos 0.4 pulgadas en 15 minutos, 0.6 pulgadas en 30 minutos o 1 pulgada en una hora podrían desencadenar un flujo de escombros, encontraron las encuestas. La cosa es incluso más seria abajo en las montañas quemadas sobre Santa Cruz, donde se espera hasta el doble de la cantidad de lluvia, lo que propicia temores particulares sobre esa región, dijo Murdock.

En Santa Rosa y sus alrededores, las autoridades están particularmente preocupadas por los vecindarios al este de Calistoga Road alrededor de las carreteras Alpine Valley, Skyhawk, Pythian y Melita, donde los daños causados ​​por el incendio Glass fueron impredecibles. Por encima de muchas de las casas ocupadas se encuentran pendientes empinadas y quemadas, dijo la portavoz de la Ciudad, Adriane Mertens.

Puede comunicarse con la redactora Mary Callahan al 707-521-5249 o mary.callahan@pressdemocrat.com. Escritora del personal Kaylee Tornay al 707-521-5250 o kaylee.tornay@pressdemocrat.com.

Click here for reuse options!
Copyright 2021 La Prensa Sonoma